Agotado?

Agotado?

El agotamiento es abrumador
nos hace sentir exhaustos
y en muchos casos
nos inabilita
para seguir adelante
con nuestra vida.

El agotamiento físico
y emocional
es el resultado
de sentirnos
atrapados de manera emocional,
mental,
psicológica
y espiritualmente.

Por esa razón
el agotamiento
es una sensación
desgastante
y paralizante.

Definitivamente
Dios
puede ayudarnos en una situación como esta,
pero hay cosas que Él espera
que nosotros hagamos
[como por ejemplo] 
cuidar de nuestro cuerpo
y de nuestra mente
comiendo correctamente
y descansando lo suficiente.

El primer paso
que debemos dar
para escapar de esta situación
es justamente hacia Dios,
esto quiere decir
que debemos pasar tiempos a solas con Él
orando,
meditando
y ejerciendo nuestra fe
en el contexto de estas palabras:

Vengan a mí los que están cansados y agobiados, que yo los haré descansar... Conmigo encontrarán descanso. Mateo c11 v28-29
Integración

Integración

Abandono

Abandono