Agradecimiento - E26

Agradecimiento - E26

Suscribete: iTunes | GooglePlay
Contacto: Twitter | Facebook | Email

Agradecimiento | El secreto para ser feliz.

Es un hecho,
las personas agradecidas
son más felices, positivas,
empáticas, productivas
y optimistas
que el resto de la gente
que viven en el planeta;
lo curioso,
es que el agradecimiento
no es una emoción… 
sino una decisión… 

En lo personal
considero que las personas
que constantemente
expresan agradecimiento
poseen niveles de pensamientos
muy elevados.

Sin embargo, 
la actitud del agradecimiento
no es una de las virtudes
más notorias en el ser humano,
de hecho,
hoy por hoy
es una de las cualidades
que más va en disminución.

Esto nos sucede por dos razones básicas.

Primero, 
porque...
¿quién puede negar
que somos una sociedad
de mentalidad consumista? 
vivimos haciendo más énfasis
en lo que nos falta
o en lo que otros tienen,
que en expresar
agradecimiento
por lo que tenemos.

La otra razón
por la cual
la actitud agradecida
va en decaimiento en nuestra cultura
se debe
a que somos una sociedad
muy emotiva y poco reflexiva
lo que le ha permitido
al márquetin
con el que somos bombardeados
constantemente todos los días
y por diferentes medios
que instale en nuestra mente
la errónea idea
que dice: el bienestar
se consigue
por medio de elementos externos
esto incluye cosas y personas.

Ejemplo

La aceptación
y el reconocimiento
de la gente, 
adquirir cierto producto o servicio,
incluso,
algunos supuestos gurúes espirituales
y tele evangelistas
nos dicen
que si logramos convencer
por medio de nuestra fe
a la fuerza superior
veremos materializados
los deseos
de nuestro corazón. 

Realmente con esa mentalidad no es de sorprenderse que el agradecimiento vaya en decline.

Cuando las personas dependen
de cosas externas
(y que están fuera de su control)
para lograr sentirse bien,
por lo general
el resultado es frustración
y pesimismo.

Por lo tanto
hoy tengo dos buenas noticias:
la primera
es que las cosas
no tienen por qué ser
de esta manera
y la segunda
es que la felicidad, 
el positivismo,
la productividad
y el optimismo
son emociones
que tienen su origen
en la actitud del agradecimiento,
lo que quiere decir
que podemos ser
intencionalmente agradecidos
tomando la decisión
todos los días
y a cada momento del día
para dar gracias
por quienes somos
y por lo que tenemos. 

Como dije hace un instante,
la gratitud
no es una cualidad
que se destaque
en la mayoría de la gente;
los seres humanos
no poseemos
la inclinación natural
de dar gracias
(por las cosas que tenemos),
al contrario
la mayor parte de las veces
damos por hecho
(adoptamos una actitud)
como que las bendiciones
que llegan hasta nuestra vida
son cosas que nos suceden
y que las merecemos.

3.jpg

Sin embargo, 
hay eventos
tanto pequeños
como grandes
que nos ocurren en la vida
y por las cuales
deberíamos dar gracias
todos los días.

Ejemplo: 

El agradecimiento
posee
la capacidad
de mejorar
las relaciones
interpersonales. 

Las parejas, 
los padres, 
hijos,
amigos, 
colegas
(es decir)
las personas
que se toman un momento
para expresar agradecimiento
no sólo se sienten mejor ellos mismos
(al hacerlo)
sino que hacen sentir bien
a los demás
lo que produce
un ambiente
en donde la comunicación
fluye con más asertividad.

Ahora, la pregunta es: ¿cómo cultivamos el hábito de dar gracias?

La gratitud
básicamente
es la decisión
premeditada
de valorar
lo que se tienen
en lugar
de mantener
viva la esperanza
de que seremos felices
una vez
hayamos conseguido
todo aquello
que deseamos
o nos hacen falta. 

Aunque lo que acabo de decir
a primera instancia
puede sonar algo fingido,
te puedo asegurar
que por medio del uso
y la práctica de esta cualidad,
los beneficios
se harán cada vez más notorios
en tu vida.

Estas son algunas ideas que te puedo sugerir para cultivar la actitud del agradecimiento.

  • Envía notas de agradecimiento. Al hacerlo estarás vigorizando tus relaciones interpersonales. Cuéntales de qué manera ellos impactan tu vida. Esto es algo que deberíamos hacer una vez al mes, incluso, deberíamos enviarnos una carta de ese tipo a nosotros mismos.
  • Haz un inventario de las cosas que tienes y de lo que está sucediendo en tu vida; tómate unos minutos todas las mañanas para meditar, reflexionar y repasar esa lista mentalmente y mientras lo haces da gracias por cada una de ellas.
  • Elige un momento durante la semana [para sentarte y escribir] sobre tus bendiciones (cualquier cosa: grande o pequeña) escribe ese pensamiento en una frase y guarda la nota en una caja. Luego escoge un día del año (cualquier día) al que vas a llamar Día de recordar mis bendiciones (agendalo) y cuando ese día llegue, lee en voz alta cada una de las notas.

Como te podrás dar cuenta
cada una de estas acciones
son decisiones premeditadas
que generan una actitud
e involucran pensamientos
que resultan ser más elevados
que el simple hecho
de estar quejándose
o deseando cosas.

Al ser constante
en la práctica de esta disciplina,
muy pronto;
experimentarás una vida más plena
y no sólo tú, 
sino también la gente
que está a tu alrededor.

Suscribete: iTunes | GooglePlay
Contacto: Twitter | Facebook | Email

Gozo - E27

Gozo - E27

Perdón - E25

Perdón - E25