Perseverancia - E28

Perseverancia - E28

Suscríbete: iTunes | GooglePlay | iVoox
Contacto: Twitter | Facebook | Email

Perseverancia | Parte I

La perseverancia
es una intención
premeditada
de realizar
un esfuerzo
repetitivo
que nos permite
alcanzar un objetivo.

Pero muchas veces
persistir
en nuestros esfuerzos
cuando las cosas
se ponen difíciles
—requiere de mucho valor—; 
sobre todo, 
en esos momentos
en los que no estamos
teniendo
los resultados
que esperamos
y nos sentimos
cansados o aburridos.

¿Cómo podemos vencer la tentación de querer tirar la toalla y renunciar?

La perseverancia
es sinónimo
de nunca
darse por vencido. 

Eso significa que hay que tener en cuenta tres cosas. 

Primero, 
debemos
concentrarnos
en hacer
todo
lo que esté 
a nuestro alcance
por conquistar
nuestros objetivos.

Segundo, 
nuestra meta
debe ser alcanzable. 

Hay que saber distinguir
entre lo que es difícil
pero probable y posible
de lo que
de ninguna manera
es viable.

6.jpg

Tercero, 
debemos buscar
la manera
de convertir
las dificultades
en oportunidades
para lograr
nuestro cometido. 

La perseverancia
lleva en sí misma
el concepto
(sin que importe
de que se trate), 
de que eso
que queremos lograr
va a ser difícil; 
pues de otra forma, 
no tendría sentido
o sería innecesario
ser perseverante.

Pero al mismo tiempo
la perseverancia
es el único combustible
que puede mantener
encendida
la llama
de la verdadera posibilidad
de alcanzar nuestro objetivo. 

Hay quienes piensan
que el éxito
se alcanza
con recursos, 
ya sea
dinero, 
aptitud, 
capacidad
o inteligencia. 

Sin embargo, bien lo dice el refrán... 

Nada en este mundo puede tomar el lugar de la persistencia. El talento no lo hará. Nada es más común que la gente talentosa sin éxito. La educación tampoco. El mundo está lleno de negligentes educados. Lo mismo con el dinero. Cuanta gente hay con dinero que viven vidas fracasadas.    

Hay un pensamiento de Thomas Edison que dice así...

Muchos de los fracasos que vemos en la vida, son orquestados por personas que no se dieron cuenta, de lo cerca que estaban del éxito porque justo antes de alcanzarlo se dieron por vencidos"

¿Qué podemos hacer para cultivar la cualidad de la perseverancia? 

Bueno, 
hoy quiero compartir contigo
un par de ideas
que podrían ayudarte
a ser más perseverante
en tu intención
de materializar
tus objetivos.

Primero, 
tienes que entender
por qué 
te desanimas. 

Me imagino
que tu como yo
eres una persona
con algún nivel
de ambición. 

Tienes anhelos, 
ilusiones
y expectativas
para tu vida. 

Y aunque todo el mundo
quiere tener éxito, 
no todo el mundo
está dispuesto
a pagar un precio
para lograrlo. 

La falta de compromiso
con nuestras metas, 
es la base
para el desaliento. 

Incluso te digo más
una visión súper extraordinaria del futuro, 
pero sin el compromiso
de ser disciplinado
en seguir un plan de acción, 
nos convierte
de visionarios
en simples soñadores. 

No importa
si lo que quieres lograr
es bajar de peso, 
dejar de fumar, 
ganar más dinero
o ser mejor persona. 

No importa
en qué área de tu vida
quieres progresar; 
si en lo físico, 
en lo emocional
o en lo espiritual. 

Para materializar
tus intenciones de bienestar, 
debes trabajar en esos objetivos
sobre una base de planificación diaria. 

Esforzándote, 
luchando
y haciendo sacrificios
(grandes y pequeños) 
porque el progreso
que es permanente en el tiempo
se lo trabaja día a día. 

No es fácil, 
y debe ser difícil, 
porque de lo contrario, 
no existiría ningún valor
en lo que estamos tratando
de lograr.

En la vida
muy pocas cosas son seguras
nadie
nos puede dar garantías
de que tendremos éxito. 

Existen muchos factores
que determinar el éxito
y la mayoría
están fuera de nuestro control. 

Entendamos esto...

El éxito no debe medirse por el valor externo que obtenemos de nuestros esfuerzos, sino en el beneficio interno que recibimos por entregar lo mejor que hay en nosotros al trabajar en aquello que nos propusimos hacer.

Sin el compromiso
de trabajar
de manera constante
en nuestros proyectos, 
habrá factores
que harán
que tarde
o temprano
desistamos
de nuestros
propósitos. 

Algunos de esos factores son...

#1- La crítica interna y externa. 

Esas voces que nos dicen que lo que estamos haciendo no funciona, que todo eso es una pérdida de tiempo. Esas voces que muchas veces vienen de otras personas pero que también son el resultado de nuestros propios diálogos internos, son voces tóxicas, que no debes escuchar, porque ellas tienen la capacidad de hacer que la idea de tirar la toalla suene bastante atractiva.

#2- Cuando no hay progreso. 

No hay nada más desalentador que el hecho de darnos cuenta que no estamos avanzando. Cuando el progreso es poco o nada, lo primero que se ve afectada en nuestra motivación al grado que puede disminuir drásticamente. El trabajo duro sin recompensa es un camino cuesta arriba. La falta de resultados es la kriptonita que mata la creatividad y la inspiración. 

#3- Las comparaciones. 

Cuando el enfoque no está puesto en el trabajo que debemos hacer para alcanzar nuestros objetivos; sino en el aparente éxito que otros están tendiendo, eso es un síntoma de que nuestro compromiso de logro se está debilitando.

Enfrentar
estos tres tipos
de dificultades
es algo ineludible
cuando nos disponemos
a progresar.

Es importante entenderlo
y saber
que estos impedimentos
son los que hacen
que la idea de abandonar
se vea
como la única opción
que tenemos. 

La crítica interna y externa, 
el no ver progreso
y las comparaciones; 
son resistencias naturales
e inevitables
a la perseverancia, 
pero la mayoría de las veces, 
renunciar no es la respuesta.

Porque
la perseverancia
esta construida
de un material
mucho más resistente
que cualquier
dificultad
que se nos presente
en el camino
hacia nuestros
logros.

Suscríbete: iTunes | GooglePlay | iVoox
Contacto: Twitter | Facebook 

Perseverancia - E29

Perseverancia - E29

Gozo - E27

Gozo - E27