Satisfacción - E17

Satisfacción - E17

Suscribete: iTunes | GooglePlay
Contacto: Twitter | Facebook | Email

Satisfacción | Un concepto multidimensional

La satisfacción personal
es un concepto
multidimensional
que está relacionado
con las condiciones
de nuestra área espiritual, 
psicológica y ambiental.

El significado
de la satisfacción existencial
se puede entender
desde estos tres
puntos de vista… 

  1. Como un sentimiento de complacencia o placer por algo que hacemos o algo que nos pasa.
     
  2. Como el acto de proporcionar o recibir lo que se necesita o se desea (es decir), el acto de satisfacer una necesidad o un deseo; y
     
  3. Como la consecuencia por haber resuelto un problema o una queja de manera apropiada.

Entonces, 
la satisfacción
es el resultado
de sentimientos, 
acciones
y consecuencias; 
y estos elementos
pueden ser
propios o ajenos. 

Lo que a su vez significa, 
que nuestro grado de satisfacción, 
siempre estará regulado
por nuestra actitud
frente a nuestra realidad emocional
y circunstancias. 

Por lo tanto, 
esto
nos conduce
a una única conclusión… 

La satisfacción es una cuestión de actitud.

La sana actitud
que tengamos
ante los eventos
que la vida
provoca en nosotros
o que coloca
entorno nuestro, 
es la clave
para mantenerse
lejos  
de la desagradable
sensación
de un vacío existencial. 

Por lo tanto,
debemos entender
que en nosotros
reside el poder
para elegir vivir
una vida
intencionalmente
satisfactoria.

Y hay tres cosas
que podemos hacer
para vivir
premeditadamente
satisfechos.

  1. Aprender a conocer nuestras emociones.
  2. Desarrollar la cualidad del compromiso y la participación. 
  3. Encontrar propósito y significado en nuestra vida. 

Estos tres puntos
conforman la base
de una actitud interna
que transforma
la manera
en que percibimos
las circunstancias
que nos rodean. 

4.jpg

Las personas
por naturaleza
somos individuos
que nos gusta
evaluar las cosas, 
lo que quiere decir, 
que no experimentaremos
una satisfacción verdadera
hasta que no alcancemos
esos tres objetivos.

Llegar a sentirnos satisfechos
existencialmente hablando
es un aspecto
sumamente importante
si queremos
alcanzar
el bienestar interior. 

La satisfacción
es un concepto
multidimensional
que está relacionado
con las condiciones
del área espiritual, 
psicológica y ambiental
en la que todo ser humano
se desarrolla.

Entonces, para lograr nuestro objetivo respondamos a la primer pregunta ¿Cómo llegamos a conocer nuestras emociones?

Para comenzar
entendamos algo
sólo hay dos emociones básicas
que todo ser humano experimenta
a lo largo de su vida: el amor y el miedo. 

Todas las demás emociones que conocemos son variaciones de estas dos emociones. 

Nuestros pensamientos
y el resultado de ellos
que es básicamente la conducta, 
se derivan
ya sea del amor o del miedo. 

La ansiedad, 
la ira, 
el deseo de control, 
la tristeza, 
la depresión, 
la insuficiencia, 
la confusión, 
el dolor, 
la soledad, 
la culpa, 
la vergüenza, 
la inadecuación… 
todas estas junto a las demás emociones debilitantes, 
están basadas en el miedo. 

Las emociones como la alegría, 
la felicidad, 
la bondad, 
la confianza, 
la compasión, 
la verdad, 
la alegría, 
la empatía, 
la gratitud, 
el sentido de seguridad, 
de pertenencia, 
la calma
y la satisfacción
se originan en el amor.

Hay varios grados de intensidad de amor y de miedo, la ira en una forma leve, se puede sentirse como desagrado o disgusto. A un nivel moderado, uno se puede sentir ofendido o exasperado y en un nivel intenso (la ira), se puede expresar como cólera u odio. 

Todas
nuestras
emociones
se sustentan
en el amor
o en el miedo.

Entonces, cada vez que sientas una emoción debilitante (como por ejemplo la soledad), trata de encontrar la raíz del por qué sientes miedo «de estar solo o sola» y busca sanar esa área de tu vida. 
Lo mismo cuando experimentes una emoción que te empodere (como la gratitud), pregúntate la razón del por qué amas aquello por lo cual te sientes agradecido y trata de profundizar
ese amor.

También
hay cosas
que debes evadir, 
porque al evitarlas, 
eso te ayudará 
a conocerte
emocionalmente
más y mejor.

  • No reprimas tus emociones y sentimientos
  • No finjas que algo no ha sucedido, cuando es obvio que sí está pasando algo
  • Detén cualquier tipo de comportamiento compulsivo
  • No intelectualices constante las cosas
  • No escondas tus emociones debilitantes detrás de una máscara de falsa espiritualidad

Obvio que esto
no es lo único
que te puede ayudarte
a conocer mejor tus emociones, 
pero creo
que como para comenzar
es suficiente. 

Tal vez un consejo adicional sería que leas libros
que traten el tema de la inteligencia emocional.

Número dos, ¿cómo desarrollamos la cualidad del compromiso y la participación?

El compromiso
es uno
de los pilares
que sostienen
a todo tipo
de relación. 

El compromiso
se demuestra
por medio
de la buena voluntad
de una persona
para cultivar, 
fortalecer
e incluso
para rescatar
una relación. 

El compromiso se necesita
para sacar un proyecto adelante,
para concretar objetivos
y para materializar ideas. 

Los matrimonios
en donde ambos están comprometidos
(por ejemplo) 
a vivir en base a los valores familiares, 
la educación de los hijos, 
el respeto y la colaboración mutua, 
son personas
que tienen más éxito
y son más felices
que las parejas
que muestran
un bajo
o ningún grado
de compromiso.

Ahora, 
la participación
es la parte
que nos mueve
a contribuir
con algo nuestro
en beneficio de los demás. 

Esto incluye
cualquier habilidad
o recurso
que podamos poner
al servicio
de los demás. 

La participación es muestra de generosidad. 

Hay muchas cosas
que podemos dar
y no me refiero
necesariamente
a lo que nos sobra, 
sino también
a lo que nos puede costar algo. 

Debemos hacer un inventario
de nuestras posesiones
y talentos, 
y decidir
qué porcentaje
de eso
pondremos
a disposición
de la gente. 

Para ir terminando, la última pregunta: ¿Cómo encontrar propósito y significado en la vida?

No quiero súper-espiritualizar este punto. 

Si eres creyente, 
no quiero repetirte
los versículos bíblicos
que posiblemente
conozcas de memoria.

En lugar de decirte lo que ya sabes, 
mejor me gustaría
que reflexiones
en algunas preguntas
que de seguro
te ayudarán
a encontrar
significado
y propósito
en tu vida.

  1. ¿Qué experiencias desagradables de tu vida estás dispuesto a enfrentar hasta que seas capaz de manejarla sin ningún problema? ¿Tal vez tenga que ver con una relación? ¿Algo que está afectando tu calidad de vida? ¿Una situación en tu negocio, tu trabajo o en tu carrera? lo que sea… En otras palabras, qué es aquello, que no está funcionando y que eres capaz de hacer que dé frutos.
     
  2. Teniendo como base (para esta pregunta) el hecho de que la pasión siempre es el resultado de la acción y no al revés ¿Qué cosa harías que has dejado de hacer o que nunca has hecho pero que siempre quisiste hacer? Hacerlo, poniendo a un lado las excusa, la limitaciones, los obstáculos y todo lo que se interponga en tu camino. Recuerda que sólo te estoy pidiendo que te digas a ti mismo «qué harías», no te estoy diciendo que lo hagas…
     
  3. ¿Qué es lo que te gusta hacer, en lo que eres bueno haciéndolo y al mismo tiempo disfrutas al hacerlo? Esta pregunta te puede dirigir hacia aquello para lo que naturalmente naciste. Y por favor, no escuches la opinión de la gente. Te lo aconsejo, porque conozco una personas que ama (el arte) específicamente la pintura, incluso sin haber estudiado es alguien que pintan muy bien, sin embargo también es alguien que pinta muy de vez en cuando...
    ¿por qué? 
    Porque cuando niños le dijeron que eso no servía para nada y que mejor estudiara una carrera (de las convencionales) o sino que se fueran a trabajar. Y hasta ahí llegó el artista.
     
  4. ¿Si supieras hoy que exactamente dentro de un año vas a morir… que es lo que harías y de qué manera te gustaría que las personas te recordaran? 

Si respondes honestamente
a cada una de estas preguntas
(y haces algo al respecto), 
estoy seguro
que ellas te marcarán el punto de inicio
en el camino
que te conducirá 
hacia el propósito
y el significado para tu vida. 

Pero no solo lograras eso;
sino que además... 
al conocerte emocionalmente, 
al desarrollar tu sentido de compromiso
y el deseo de participación, 
junto a las respuestas
que le des a las preguntas
que te acabo de hacer
podrás vivir una vida
llena de satisfacción.

Ansiedad - E18

Ansiedad - E18

Cambio II - E16

Cambio II - E16