Matrimonio II - E11

Matrimonio II - E11

Suscribete: iTunes | GooglePlay
Contacto: twitter | facebook | email

Matrimonio II | Fundamento emocional

La semana pasada
hable sobre dos
de los cuatro elementos
que conforman
el fundamento
de los matrimonios
de éxitos.

Uno fue la sabiduría
y el otro el perdón mutuo, 
podríamos decir, 
que estos
dos primeros
son los componentes
espirituales.

Hoy vamos a hablar
de la honestidad emocional
y la comunicación
basada en el amor, 
estos dos, 
son las piezas
psico-emocionales
que toda pareja
debe explorar
si quiere llevar
a su relación
a un nivel
más allá 
de la mediocridad.

Comencemos por definir qué significa ser emocionalmente honesto.

En primer lugar
incluye el hecho
de no tan sólo
tener el deseo
de entender
y de estar
en contacto
con nuestras
emociones y percepciones; 
sino que consiste
en poseer
la disposición interna
de revelar y compartir
lo que estamos pensando
y sintiendo. 

Hacer esto
no sólo
genera
una mayor
intimidad
en la pareja; 
sino que además
profundiza
y le da autenticidad
a la relación. 

Crea la sensación
de que la otra persona
nos hace sentir completos
interiormente. 

Cuando las personas
eligen negar o reprimir
sus emocionas y sentimientos, 
la relación con su pareja
y sus propia vida, 
en general comienzan a secarse, 
se vuelve una relación emocionalmente
distante y superficial.

Ese es el precio
que todo matrimonio
tendrá que pagar, 
cuando los dos
o uno de los cónyuges, 
evitan o reprimen
sus emociones
en lugar
de estar
comprometidos
a vivir e interactuar
con autenticidad e integridad.

La honestidad emocional es un paquete que incluye todo tipo de emociones; no hay forma de que podamos progresar (como pareja) en el desarrollo de la empatía, la tolerancia, la atracción sexual, la paz, la satisfacción y el amor; sin que estemos abiertos a confrontar nuestra ira, miedos, celos, culpa, vergüenza, frustración, desánimo e incluso el odio. 

Sin embargo, 
como cualquier nueva habilidad, 
puede que te tome un poco de tiempo
aprender a vivir este estilo de vida, 
más abierto e incondicional hacia tu cónyuge. 

Los viejos hábitos
especialmente
los de auto-protección, 
a menudo
toman un poco de tiempo
poderlos romper. 

Lo que quiero que entiendas
es que la honestidad emocional
no es algo que se logra
de forma instantánea. 

Pero no debes desanimarte. 
Al principio es natural
que experimentes algo de incomodidad.  

Cuando la pareja se compromete a explorar de manera profunda estos elementos del alma y de la mente, el matrimonio se les convierte en una experiencia única que bien vale la pena el esfuerzo.

No se trata
de no cometer errores, 
la idea es esforzarse
todos los días
en ser honesto
en cuanto
a los que pensamos
y sentimos.

Hablemos ahora de la comunicación basada en el amor.

No existe
nada en este mundo
más eficaz
y que pueda
ayudar a una pareja
a fortalecer su matrimonio
que la práctica constante
de la comunicación
basada en el amor.

La comunicación
es la columna vertebral
que sostiene
toda la estructura
de una relación, 
si eso se daña, 
la relación se derrumba. 

Cuando los cónyuges
pierden el interés
por comunicarse, 
básicamente
lo que están haciendo
es obstaculizar
el único medio
por el cual
la relación
se  nutre, 
por lo tanto, 
el matrimonio
se debilita
y de continuar así 
eventualmente morirá. 

La esencia de la comunicación basada en el amor, es el respeto mutuo.

El respeto
es considerar
el punto de vista
de tu pareja. 

Es escuchar
con atención
la perspectiva
o las sugerencias
que tu cónyuge tiene
con respecto a un cierto
y determinado asunto. 

Es hacerle saber
al otro
que respetamos
y valoramos
lo que él o ella piensa, 
en lugar
de tratar
de imponer
nuestras ideas. 

Ambos
deben darse
la oportunidad
de hablar, 
de escuchar
y de buscar juntos
que el conflicto
o la discusión
se convierta
en una situación
en donde los dos ganen.

Por su puesto
que esta dinámica
requiere
que ambos
estén dispuestos
a ceder y a negociar. 

Ahora, para que se entienda a lo que me refiero cuando digo que la pareja debe estar dispuesta a ceder y a negociar, voy a darte algunos énfasis a tener en cuenta:

  • Cada uno debe asumir la responsabilidad de todo lo que diga.
  • Disponerse al intercambio de ideas y no en salirse con la suya.
  • Comprometerse con el proceso si se trata de un asunto que tomara tiempo llegar a completarlo (por ejemplo) si deciden ahorrar una cierta cantidad de dinero, consultar con un consejero matrimonial, tener un día a la semana para salir los dos solos, etc. No vale decir que sí, para luego no cumplir.
  • Poner en práctica lo que acabamos de hablar (es decir), la honestidad emocional. Expresando tus pensamientos y sentimientos; animando a tu pareja a hacer lo mismo.
  • No dar lugar a los malos entendidos, si no estás seguro de entender lo que tu pareja te está tratando de decir, hazle preguntas y busca aclaraciones en lugar de enojarte.

Estos cinco énfasis
son los factores básicos
de la comunicación
basada en el amor. 

Es la forma más eficaz
con la que le podemos
dejarle ver a nuestra pareja
que estamos comprometidos
y que hemos asumido
nuestra responsabilidad
en la relación. 

Así es como demostramos
que nuestro matrimonio
es importante para nosotros
y que estamos dispuestos
a involucrarnos totalmente
en la dinámica
de comunicación
basada en el amor.

El objetivo de un matrimonio no debe ser la felicidad; sino el tener éxito como pareja, la felicidad será un adicional que podrán disfrutar en la medida en que sean exitosos.
Matrimonio III - E12

Matrimonio III - E12

Matrimonio II - E10

Matrimonio II - E10